skip to Main Content
Alemania Tuvo Su Primer Evento En Un Club Nocturno Con Distancia Social

Alemania tuvo su primer evento en un club nocturno con distancia social

El evento tuvo lugar en Münster.

El jueves pasado, los promotores del evento TakaTuka, que se realiza en Alemania, tuvieron una fiesta con Gerd Janson, Steve Stix, Kai Lorenzen y Thorsten Karger en el Coconut Beach Club, con una capacidad restringida a 100 personas, en vez de 2000.

Para tomar más medidas preventivas, dibujaron círculos que estaban separados por 1.5 m en la pista de baile, para que las personas pudieran bailar. Además, abrieron la mitad del lugar para permitir que grupos de hasta cuatro personas como máximo pudieran beber en sus propias áreas designadas. También se implementaron marcadores de distanciamiento social en el bar y una barrera de plexiglás alrededor de la cabina del DJ.

Las máscaras faciales eran obligatorias y sólo permitían que los asistentes se las quitaran cuando estaban en su mesa asignada. Las barras también estaban provistas de protectores de plexiglás para cuidar la seguridad del personal, y los desinfectantes también estaban disponibles gratuitamente.

Vale la pena mencionar que los boletos tenían un costo de € 70, incluidas las bebidas y algo para comer a la parrilla en el lugar. El precio elevado de los boletos está directamente relacionado con el costo de operar el lugar a una capacidad reducida, y se espera que sea mucho más bajo una vez que se permita tener un mayor número de asistentes dentro.

Gerd Janson comentó que, independientemente de lo que se opine al respecto, el evento fue una muestra de cómo lidiar con nuestra actual realidad y de cómo hacer que las cosas sean posibles nuevamente. “Todo salió muy bien: fue una mezcla agridulce de nostalgia y esperanza. Me divertí y espero que los asistentes también”, agregó el artista sobre su presentación en lo que podría haber sido la primera noche en un club con distancia social en el mundo.

Las fuentes también informaron que Janson renunció al 80% de su tarifa y que el club no obtuvo ganancias del evento, sino que optó por enviar una “señal de vida” a toda la comunidad de música electrónica de baile.

Back To Top