skip to Main Content
“Balearic”, La Nueva Joya De La Literatura Para La Escena De Clubbing En Ibiza

“Balearic”, la nueva joya de la literatura para la escena de clubbing en Ibiza

En una visita relámpago a la isla, Christian Len, autor, locutor y DJ del programa de radio ‘Homies’, transmitido por Ibiza Sonica, nos ofreció su visión como periodista a las orillas de la playa circundante al Kumakaharas, (ubicada en san Antonio), donde dio a conocer anécdotas de su viaje como escritor del libro “Balearic: Historia oral de la cultura de club en Ibiza”  (su primer libro), que recoge más de un centenar de entrevistas a los personajes más representativos de la industria y cuenta la historia de los inicios de la cultura de club en Ibiza.

Comencemos diciendo que el término “Balearic” es descrito como: “una actitud a la hora de pinchar, mezclando géneros sin prejuicios. También puede ser un sonido o una manera de producir. Es el estado mental en el que te sumerge una canción y es la banda sonora que acompaña a la luz del ocaso en la Ibiza natural”.

A continuación, puedes leer nuestra conversación con Christian Len, co-autor del libro “Balearic” editado por Editorial Contra

Electronic Grove en Español: Un gusto Christian, gracias por tu tiempo hoy. ¿Cómo fue escribir un libro en confinamiento?

Christian Len: Gracias a ustedes por la invitación. La pandemia nos pilló en la parte final, que era ya en el montaje. Por un lado, nos ha ayudado a concentrarnos, aunque por otro lado también nos dio bastantes dificultades. El libro lo empezamos a hacer hace 3 años y medio, así que ha sido un largo trabajo. Iba a decir duro, pero el camino ha sido muy bonito con las experiencias de conocer a grandes personajes y hablar de ellos…

La idea surge de la editorial Contra, que ya había editado un libro a Luis Costa, “Bacalao”, en el que contaba historias a cerca de la música en Valencia y la ruta del bakalao, un sonido pionero. Entonces la editorial pensó en alguien para contar la historia en Ibiza. La verdad es que no hay ningún libro, ni un documental que relate la historia musical, entonces Luis necesitaba alguien que estuviera muy conectado con la isla.

EGE: ¿Recuerdas alguna anécdota que sucediera durante las entrevistas?

Christian Len: Recuerdo la entrevista a Soldado, que posiblemente sea uno de los DJs menos populares. Estábamos en un bar en Santa Gertrudis grabando una entrevistas; y de repente apareció DJ Harvey, se paró, y le dijo a Soldado: “Me suena, me suena esa cara de Space”. Fue como una especie de cameo en una entrevista de otro protagonista.

“El camino ha sido muy bonito, con las experiencias de conocer a grandes personajes y hablar de ellos…”

EGE: ¿Quién fue el personaje más difícil de entrevistar?

Christian Len: Parte de los entrevistados estaban un poco cansados, quizá, de hablar del término baleárico, y que se haya usado mal el concepto. Algunos respondían con pereza, pero ahí está el arte, digamos. Al final se trata de hacer la entrevista como una conversación y hacer que todo al final fluya… Sin embargo, una de las más difíciles, por su peculiaridad, fue la entrevista a José Padilla. Él estaba reacio, porque era un poco (y lo digo con todo el cariño del mundo) “cascarrabias”. Lo menciono como homenaje.  Hice dos entrevistas con él: una de hora y cuarto y otra de hora y cuarenta y cinco, así que estuve hablando casi 3 horas con él. Pero si haces una pregunta que no le mola mucho se va sin consideración… Un beso a él.

EGE: ¿Qué tipo de fuentes usaste aparte de la entrevista para documentarte?

Christian Len: Las fuentes eran ciertos conocimientos que teníamos de la historia de la isla. Tanto Luis como yo sabíamos bastantes cosas de Ibiza, de lo que habíamos leído y escuchado. Somos periodistas, y cada entrevista nos llevaba de un sitio a otro.  Fue algo muy orgánico; una mezcla de lo que ya sabíamos más lo que habíamos vivido y, por otro lado, lo que conocía ya de los personajes. Realmente los entrevistados fueron la fuente más importante.

EGE: ¿Qué diferencia a “Balearic” de otras sagas como “Loops” o “Anoche un DJ salvo mi vida”, por ejemplo?

Christian Len: Varias historias de diferentes escenas en cronología. La diferencia con “Balearic” es que es algo centrado en la isla, algo local, lo que pasa es que desde Ibiza surgió el movimiento, digamos, acid house. Sea de aquí una semilla, explotó en UK y se dispersó en el mundo, pero la diferencia con esos libros, por ejemplo, es que realmente retrata muy bien la historia entender lo que pasa en el lugar, la idiosincrasia, cómo es y entender qué sucede, cómo son las personas que viven y están en ella.

EG: ¿Qué visión buscas transmitir con el libro?

Christian Len: Lo que nos parecía interesante era que aquellos que habían construido la historia de esta isla la pudieran explicar, por eso básicamente el libro está construido con sus declaraciones textuales. Aunque, evidentemente, cuando uno hace una entrevista y la tiene que transcribir hay que darle un poco de literatura.

Hay un toque de Luis y de mí en la construcción de la visión que quería transmitir, aparte de explicar la historia desde el principio, situándose en el caldo de cultivo que se generó aquí, desde los 50’s a los 90’s. Quizás en el 2000, después del streaming, pero 40 o 50 años atrás sucedieron cosas increíbles y únicas en la historia de Ibiza unidos a los grandes cambios tecnológicos.

“Lo que nos parecía interesante era que aquellos que habían construido la historia de esta isla la pudieran explicar”

EG: ¿Cómo ha influido la escena electrónica en Ibiza a otras escenas en el mundo?

Christian Len: Se ha dado cabida dentro de la historia de Ibiza también a la evolución en los géneros musicales. Los movimientos de la mano o grabar las escenas musicales responden a una coyuntura social histórica. Los cambios políticos sociales, así como los cambios de la manera de divertirse influenciaron en el uso de las drogas. Hay muchas cosas que hacen que una escena se forme, surja o emigre.

Por ejemplo, la escena rave de UK fue claramente una respuesta social en Inglaterra. De repente, rápidamente, se fue apoderando de los clubs. Aparece Margaret Thatcher y empieza a poner muchas restricciones, entonces llega un momento en que los ravers deciden que lo puedan hacer ellos solos, y esto es lo que hacían aquí en el campo en fábricas abandonadas.

Es una respuesta social. Los clubes en ese momento en Inglaterra pusieron mano dura. Al final, los ingleses acabaron volviendo en cierta manera a Ibiza y a partir de ahí empieza toda la sala de grandes clubs.  La historia de la Ibiza que tenemos ahora, que quizás es más comercial, surgió por una coyuntura social histórica política.

Puedes comprar el libro “Balearic” aquí.

Sigue a Christian Len: Facebook | Instagram  | Soundcloud | Spotify

Back To Top