skip to Main Content
Concierto épico De Digweed En Buenos Aires

Concierto épico de Digweed en Buenos Aires

Cosa seria lo de John Digweed el pasado sábado 21 en Buenos Aires. El DJ británico colmó Mandarine Park en un explosivo festejo de inicio de la primavera desplegando sonidos punzantes y mucho groove a orillas del Río de la Plata. El evento significó la apertura de una nueva temporada de PM Open Air Music, ciclo porteño de fiestas vespertinas al aire libre.

El predio de la costanera atestado de jóvenes imitó a una marea de océano en tormenta: fuertes sacudones seguidos por momentos de calma profunda, para luego volver a arrancar con vehemencia. La inteligencia de John Digweed a la hora de configurar su lista de temas y la finura y precisión de sus mezclas a lo largo de la sesión fueron las claves de una noche inolvidable.

Párrafo aparte para el sonido del espectáculo. Muchas veces, el viento arrastrado por el Río de la Plata en un ambiente abierto como Mandarine hace estragos y la música termina sobrevolando con intermitencias los distintos rincones del lugar, espaciando con ráfagas de sonidos a todos los presentes. En esta ocasión, las inmensas torres colocadas desde el escenario brindaron en forma permanente un volumen arrollador que llegó a cada sitio del predio con máxima potencia. Así, la música espacial propuesta por el productor inglés fue disfrutada con denso baile por parte de los clubbers.

Here’s a video of me dropping Bedrock 150th digital release "Knives Out” by ‘Sugarcoat’ remixed by Sasha on Saturday night at Mandarine Park – out now on Beatporthttps://www.beatport.com/release/sugarcoat/2711005

Posted by John Digweed on Tuesday, September 24, 2019

 

Entre la lista de canciones se destacó  ‘Rise’, potente tema de Martin Ferro o ‘Hypnotize’ de Avion. Tan picante se puso la noche que el británico estiró los límites del progressive hasta puntos inimaginados, tocando las puertas del techno con ‘Stranger’, de Len Faki.

La multitud disfrutó a uno los máximos exponentes de la escena electrónica mundial en una jornada que superó los 23 grados por la tarde. Con la noche llegaron los tracks más oscuros ejecutados por un Digweed inspiradísimo que desde la cabina supo transmitir su pasión por la buena música. Miles de fanáticos exhaustos por el baile se lo agradecieron al terminar su épico concierto, pasadas las 23 horass.

A continuación compartimos contigo algunas imágenes del show, cortesía de Mandarine Park & Tent.

Back To Top