skip to Main Content
Jorge Haro: “ La Escucha Como Forma De Conocimiento”

Jorge Haro: “ La escucha como forma de conocimiento”

Semana de la Escucha. MAMM. Medellín, 2018

EGE tuvo la oportunidad de compartir dialogo con Jorge Haro, artista multidisciplinario que se alterna entre Buenos Aires y Madrid. Destacado por investigar los aspectos estéticos y científicos del sonido, estará presentando su arte en Mutek ES+AR, donde previo a su presentación compartimos una interesante charla.

EGE: ¿De qué manera aprovechaste este periodo pandémico? ¿Qué nos podes adelantar sobre tu próximo libro?

Jorge Haro: Principalmente lo he aprovechado para estudiar y trabajar. Se cancelo casi que toda actividad artística en la que iba a participar, salvo de un festival en Suiza que participe mandando material de manera online. Luego participe de alguna muestra visual y audiovisual con la galería Pabellón 4. Pero el foco estuvo más que nada en la docencia que es parte de mi trabajo.

Por otra parte, se está a punto de lanzar un libro que reúne mi trabajo de los últimos 20 años. Durante el 2020 estuvimos puliendo los detalles finales y ahora andamos trabajando en lo que sería la presentación, que va a ser oficialmente en agosto. En la página de Mutek adelantaré en una entrevista los contenidos de este.

EGE: ¿Crees que creció el interés por las expresiones audiovisuales?

Jorge Haro: Sucede que es un momento de muchísima disgregación de la atención. Pero hay espacios y nichos para cosas muy diferentes. Hay una cultura dominante que es la visible pero luego hay una gran cantidad de expresiones artísticas muy activas. Hay que ir a por ellas, no están tan al alcance de la mano. De todos modos, hoy es mucho más fácil. Yo vengo de una generación donde conseguir información era muy complicado, ahora no. El problema hoy en día es al revés, hay tanta información que es difícil separar una cosa de la otra. Otro gran factor es que hay poca visibilidad, no porque haya poca gente interesada sino porque lo audiovisual no está en las grandes vitrinas de la difusión. Más allá de que también tiene su lado mainstream.

EGE: ¿Cuál es tu participación dentro campo de la docencia?

Jorge Haro: Actualmente doy clase en la Universidad de Palermo y en la Universidad Nacional de Tres de Febrero. A la par hago unos workshops personales de Producción de música electrónica, creación y performance audiovisual y otro de diseño sonoro para audiovisuales. Ahora pasaron todos a formato digital, normalmente cuando voy a algún algún sitio a hacer alguna actividad artística se complementa con alguna conferencia o workshop. Me gusta mucho y me enriquece, debo decir que soy medio vampiro. Disfruto de escuchar que dicen otros y ver en qué estado están las cosas, en un espectro multi generacional, siempre hay un publico diverso.

a>v [remodeled version] by Jorge Haro

EGE: ¿Cómo le explicarías a alguien que no esta adentrado en este mundo de arte digital, que es una performance audiovisual?

Jorge Haro: Hay muchas formas de decir las cosas, yo me refiero al hecho de hacer un directo que involucre sonido e imagen. Dentro de esa actividad hay gente que lo llama concierto audiovisual, están las experiencias de cine expandido, de construir películas en tiempo real, hay muchas formas de describirlo. A mi me gusta la idea de performance, porque uno esta operando en vivo sistemas de audio e imagen, haciendo algo irrepetible. Siempre hay espacio para la improvisación y la modificación, por más que siempre tengamos materiales ya pre hechos. Así que la presentación no es solo única e irrepetible por el simple hecho de estar en un espacio y tiempo que no se va a repetir, en un lugar y tiempo concreto, sino que también lo que uno hace en ese momento va a ser diferente a previas y próximas presentaciones.

Luego hay una parte de mi trabajo que hago en menor medida, que es realizar conciertos acus máticos. Estos se llevan a cabo en salas a oscuras, enfatizando la concentración en la escucha. Siento que hoy en día hay una gran dificultad en la escucha, y aunque suene contradictoria, también en escuchar música. La música en muchos circuitos se ha convertido en algo más decorativo, formando parte del ambiente, donde lo festivo y la autoexpresión del público es igual o más importante que lo que parte de un escenario. Creo que esta bien, pero se pierde algo muy potente, que es la escucha como una forma de conocimiento.

Festival Tsonami, Valparaíso, 2013. Foto Nelson Campos

EGE: Modul+ será la obra que participará de Mutek, contanos sobre sus distintos formatos.

Jorge Haro: Eso es algo que desarrollo desde el primer momento, la idea de que cada proyecto pueda tener distintos formatos, siempre dentro de mis áreas de trabajo que son el sonido, lo audiovisual, lo visual, la performance y lo instalativo. Modul + tiene una gran cantidad de formatos, también es un tríptico visual, pero en esta ocasión se presentará de manera audiovisual permanente en la plataforma de Mutek. Un formato que todavía no he podido desarrollar, es un concierto acusmático multicanal con 8 altavoces, inmersiva. La gran mayoría de mis proyectos los voy desarrollando con el tiempo, están en una suerte de constante work in progress. Por ejemplo, recientemente publique un álbum que ya estaba lanzado, lo quite de todas las plataformas donde estaba y lo re pensé, volví a realizarle las etapas de mezcla y mastering.

EGE: ¿Qué hecho o avance tecnológico te incentivó a seguir indagando e investigando?

Jorge Haro: Hace poco estuve leyendo una noticia sobre la traducción sonora, con pretensión de composición musical sobre las estructuras de las telarañas. Muy interesante, a veces el resultado artístico no es muy conmovedor, pero todo el proceso de investigación es atractivo. Lo que sucede es que el mundo digital es infinito, si uno no acota, se pierde. Siempre tengo presente una frase de Arnold Shöenberg que dice “Lo mejor es enemigo de lo bueno”. Entonces si hay una cosa que siempre va a ser mejor, va a ser mejor en función de que y en función de que tipo de necesidades. Veo mucha gente que tiene la última versión de un ordenador portátil y solamente usa un 1% o 5% de su potencial, no tiene ningún sentido. Uno tiene que adaptar la tecnología a sus ideas, si es cierto que muchas veces que la tecnología te propone ideas. Yo por ejemplo trabajo mucho con la aleatoriedad y sistemas algorítmicos. También existe algo factico que es la obsolescencia programada, puede que haya softwares que funcionen muy bien y de repente el desarrollador decide no continuar, entonces nos fuerza adquirir nuevas aplicaciones. Hoy en día las que uso son super solidas y me son más que suficientes, además estoy hablando de mis propios límites, uno no tiene tiempo físico real para desarrollar todas las potencialidades de las cosas.

Hay una conferencia que se llama “Give me limits” de Robert Hanke, uno de los creadores de ableton live, que dice en la medida que uno no acota, va a estar siempre postergando su trabajo, por el uso de nuevas cosas que llegan y nunca profundizar realmente. Stravinsky también menciona en una frase que “la restricción agudiza el ingenio”. A mis estudiantes siempre les propongo salir de su zona de confort, si trabajan de una forma, los desafío a que lo hagan de otra totalmente diferente, y por otro lado pedirles que creen algo con muy poco.

EGE: ¿Cómo fue el comienzo del proyecto “Escuchar” y tu rol como gestor?

Jorge Haro: Es algo que empecé a realizar hace un tiempo, producto de que había pocos espacios de esta índole. Una cultura underground necesita actores que estén generando. Fui produciendo distintos conciertos y ciclos que de a poco fueron ganando su lugar en programaciones de instituciones. “Escuchar” tuvo varias ediciones como ciclo en el Museo Moderno de Buenos Aires, y el último evento fue en formato festival, este proyecto lo llevo a cabo con Leandro Frías. Luego hice un intercambio artístico muy importante entre España y Latinoamerica, que se llamo Experimental Club Limbo, que se hizo durante 3 años. Si bien la base fue en el Museo Moderno de Buenos Aires, nos asociamos con varias instituciones de toda la región latinoamericana y trabajamos en conjunto con el festival Experimental Club de Madrid. Asi que llevamos artistas españoles a latinoamerica y viceversa. Hicimos publicaciones, discos y un libro resumiendo lo sucedido durante estos 3 años, fue un proyecto muy lindo.

Luciana Rizzo y Loló Bonfanti en “Escuchar”

EGE: ¿Qué temores pueden aparecer a la hora de tocar en vivo?

Jorge Haro: Te cuento una anécdota, yo vengo de una familia de pilotos de aviación, cuando uno entra a una cabina ve una gran cantidad de cosas que muchas veces se repite lo mismo varias veces, porque claro, si falla un sistema, tiene que haber otro que lo remplace rápidamente. Esto ahora esta todo controlado de manera informática, entonces la computadora lo va a remplazar rápidamente por otro.  Todas estas medidas que se toman son fundamentales para la seguridad aérea, pero no quiere decir que no puede pasar algo imprevisto. A mi me pasa lo mismo, yo tomo todas las medidas, pero si tiene que ocurrir, va a ocurrir. Lo último que me sucedió fue en Mutek 2018 durante la apertura, me quede sin visuales. Tuve que seguir, si un avión de dos motores, le deja de funcionar uno, se sigue con el otro y así fue. Siempre trato de mantener la calma, continúe solo con el audio y tuve buen feedback del público. Son situaciones que pueden suceder, a veces no es tan drástico y uno lo va resolviendo sobre la marcha. Luego volví a repasar lo sucedido durante la apertura y descubrí que era lo que había salido mal y era una opción muy simple dentro del programa que siempre esta tildada y en esta ocasión no lo estaba. Era algo muy simple pero nunca me imagine que era esa opción porque nunca la modifico. Así que si o si hay que tener un backup pero siempre hay que estar listo para surfear la ola de los imprevistos externos.

EGE: La magia del vivo.

Jorge Haro: Si totalmente, hay algo impredecible hay que nunca sabemos que puede ocurrir. Hace un tiempo, luego de tocar en el festival Sonar de Barcelona, me invitaron a tocar en una galería muy pequeña. Como no había mucho espacio decidimos tocar en el suelo y de repente un chico argentino empezó a rodar por el poco espacio había. Dejamos que haga lo que quiera y se armó una colaboración imprevista.

Sigue a Jorge Haro aqui

Puedes encontrar la obra Modul+ en el apartado galería, junto a su entrevista sobre la publicación de su libro en la sección de auditorio dentro de la web de Mutek

Back To Top