skip to Main Content
Nick Warren En Crobar: Progressive, Calor Y Poesía

Nick Warren en Crobar: progressive, calor y poesía

Crédito de fotos: Crobar

Este 7 de febrero los clubbers resistieron altas temperaturas para vivir una experiencia inigualable junto al jefe de The Soundgarden. Revive lo que fue su más reciente presentación Crobar, Buenos Aires, junto al talento local de Marcelo Vasami.

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. La frase recitada con áspera voz masculina retumba a todo volumen en la pista de la disco porteña Crobar y llama la atención porque sucede al mismo tiempo que la leyenda Nick Warren aparece en escena, a las 3.10 de la madrugada.

Durante el día, la sensación térmica había ascendido a los 45° en Buenos Aires, y a pesar de las lloviznas caídas en la tarde, el calor no aflojó y por eso la temperatura dentro del salón de baile es agobiante. En medio del baho producido por el calor humano, las frases literarias continúan: “Es tan corto el amor, y tan largo el olvido”. Se trata del famoso ‘Poema XX’, de Pablo Neruda.

La introspección a la que invitan esas oraciones es interrumpida por un groove que viene ganando potencia desde atrás y comienza a apoderarse de todos los cuerpos presentes. Es el arranque del DJ británico en la reapertura 2020 del ciclo Crobar Club, en lo que parece será una noche de baile fulminante.

Sin el formato con el que recorre el mundo entero, llamado The Soundgarden, Warren se presenta ahora en la capital de uno de sus países favoritos en modo freestyle. Ya en el flyer de anuncio de la fecha, el color predominante había sido el rojo, y eso mismo se traslada a la noche en cuestión, con el color sangre tiñendo la pantalla principal a espalda de las cabinas y a cada uno de los paneles LED distribuidos en los rincones de la disco. Esa sensación de fuego recorre a cada uno de los clubbers que, como fieras atrapadas en una trampa, sienten el insoportable calor de la noche, pero danzan entregados al mantra propuesto por el DJ como si fuera la única salida a la desesperación.

Marcelo Vasami tocó su música hasta hace minutos, como preludio de lo que ahora ofrece quien es considerado una de las principales figuras mundiales del progressive house. El DJ y productor argentino basó su set en sonidos graves que suplantaron la falta de contundencia a las que obligan a cualquier artista las leyes no escritas del warm up. Durante su show, la gente fue colmando cada sector de Crobar, que ahora luce atestado de jóvenes deseosos de viajar sin moverse de sus lugares. Es el poder de la electrónica.

El cuento musical que Warren va contando sube en escalada hasta alcanzar, en su última hora y media, una especie de limbo en el que la atmósfera pierde presión y termina liberando del calor a los que desafiaron la resistencia de sus propios cuerpos. Es el regalo de Nick para los guerreros que combatieron a puro baile el sofocante clima de la noche de febrero.

El banquete final incluye tracks exquisitos como ‘Set to glow’ de Small Fires, ‘Allegro’ de Paul Thomas y un fino remix de ‘Precious’ de Depeche Mode. La noche se funde en aplausos y muta en amanecer, con el sol radiante anunciando una nueva jornada de calor en la Capital Federal.

Back To Top