skip to Main Content
Tibi Dabo Comparte 5 Tips De Estudio Para Ti

Tibi Dabo comparte 5 tips de estudio para ti

Emergiendo de la nueva generación de artistas multidisciplinarios del siglo XXI que combinan innumerables estilos e influencias en su música, Tibi Dabo (también conocido como Max Guardans) es un artista cuyo talento natural y sonido distintivo ya han llamado la atención de algunas de las figuras más respetadas de la escena underground. Nacido en Barcelona y ahora viviendo en Berlín (vía Londres), Tibi Dabo es un seudónimo que le da a Max la libertad de sumergirse en el mundo de la música electrónica: experimentar, jugar y explorar, mientras hace un espacio para él.

El deseo de Tibi Dabo de aprender y evolucionar le ha llevado de trabajar únicamente con su computadora portátil a explorar equipos analógicos y a profundizar en la madriguera del conejo con una temporada de tres años en una escuela de música en Londres, donde estudió pmusical e ingeniería de sonido. Determinado y lleno de energía creativa, prospera  sin restricciones  en la próducción musical, e impulsado por su propia necesidad de exploración junto con el apoyo de figuras influyentes de la industria, tiene un armario lleno de música nueva y fresca para liberar.

Tibi Dabo lanzará un nuevo EP, “Disbelieve”, a través de Crosstown Rebels el 10 de abril. Hoy comparte algunos de los consejos de estudio que aplica regularmente para crear música.

1. Ponte en el mood

Me siento más creativo cuando me encuentro en un espacio que me da ganas de escribir o producir. Algo tan simple como viajar al estudio en un clima específico, después de haber visto a alguien interesante, olido algo que me hiciera recordar un lugar específico, las vistas desde el tren… Estas cosas me inspiran mucho. Es por eso que generalmente me obligo a hacer actividades simples que sé que probablemente traerán una fuerza creativa dentro de mí. Si sabes que te anima a crear, sugiero que armes una atmósfera donde eso pueda suceder fácilmente.

2. Piensa en el espacio

Es importante poner tu pista en una habitación, puede ser de cualquier tamaño, el tamaño del universo cuenta como uno. Es lo que más me ayuda a la hora de decidir la imagen estéreo, el tipo de reverberación, retardos y otros efectos que quiero usar, en qué dirección quiero que vayan los sonidos específicos en términos de panorama, entre otros.

3. Resta tanto como puedas

Este es el cliché de la simplicidad, pero para mí, es un santo grial. Me resulta difícil limitar la cantidad de capas que quiero en una pista. Es obvio que queremos probar tantas como sea posibile para que la pista alcance su máximo potencial, pero eso generalmente termina saturando la idea original. Trato de confiar en los primeros elementos que agrego. Deben ser lo suficientemente sólidos como para trabajar solos y eso puede ser la parte más difícil, pero una vez que lo son, se trata más de mejorar esa idea principal que de agregar capas innecesarias. Un ejercicio muy saludable es silenciar tantas capas como sea posible sin perder el sonido principal y la estética deseada. Si aún funciona, significa que probablemente no deberían estar allí.

4. Aceptar los errores.

Cada vez que estoy trabajando en algo, lo que generalmente se destaca como único es algún tipo de error que ocurrió durante el proceso de producción. Apunto a cosas que me ayudarán a tener esos accidentes felices. En este caso, el hardware puede ser muy útil, es posible lograr un accidente en la caja, pero el equipo externo tiende a fallar más fácilmente. Un ejemplo es un poco de ruido de fondo y crepitaciones que salían del sonido principal de la línea de bajo en mi canción ‘Disbelieve’, que se debió a que la batería de mi Roland SH-01 se estaba agotando; me había olvidado de enchufarlo.

5. Piensa en trucos para superar la página en blanco

Con el tiempo, he encontrado pequeños trucos que me han devuelto la emoción que tenía con la pista cuando todavía era un simple borrador. Una es que si siento que estoy perdiendo la conexión con lo que estoy trabajando trato de recordar qué fue lo que me entusiasmó en primer lugar. Me hace darme cuenta de que podría haber tomado un desvío y haber olvidado cuál era el objetivo principal. También es una buena forma de restar capas innecesarias.

Otro truco que a veces uso es alterar el orden en el que estoy usando los efectos en un sonido específico, o intentar algo radicalmente diferente con él. Si hipotéticamente mi propósito principal era distorsionarlo, intencionalmente lo haría sonar suave y tierno. Un cambio tan drástico puede darme una perspectiva diferente sobre lo que también podría suceder en la pista, puede ayudarme a avanzar.

“Disbelieve”, de Tibi Dabo,  saldrá el 10 de Abril 10th vía Crosstown Rebels. Adquiere tu copia aquí

Sigue a Tibi Dabo: Facebook | Instagram | Soundcloud 

Back To Top